Volver al Inicio [ Visit the old site ] contact@ifp-fip.org
Noticias |

¿Qué es lo que está en juego para las Organizaciones de la Sociedad Civil frente al Foro Político de Alto Nivel en Nueva York?

El FIP presenta el punto de vista de algunos de sus miembros con respecto al Foro Político de Alto Nivel sobre el Desarrollo Sostenible, organizado en Nueva York por Naciones Unidas.

ABONG – Brasil

No cabe duda que los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) han alargado la agenda de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Es importante resaltar que los ODS buscan involucrar a todos los Estados miembro de Naciones Unidas, una buena noticia si se tiene en cuenta otros procesos. Sin embargo, realmente esto no ocurre. Tomemos el caso del Reporte Voluntario de Brasil, por ejemplo. Hay mucho proselitismo sin voluntad política ni recursos financieros desde el momento en que las medidas de austeridad adoptadas por el gobierno impiden la implementación de los ODS. Lo que dicen no es lo que hacen.

Estar en el Foro de Alto Nivel Político de Naciones Unidas significa comprender las contradicciones entre un discurso oficial y la realidad concreta de los gobiernos y sus países. En este sentido, monitorear la implementación de esta agenda puede acarrear ciertos riesgos para las Organizaciones de la Sociedad Civil que monitorean y se concentran implicadas en este proceso: ser prisioneras de una agenda que no será efectivamente transformativa, que los países vean los ODS como un menú del cual escogen los objetivos que les traiga el mayor interés político a corto plazo; que se reproduzca de nuevo la frontera entre los países desarrollados y aquellos en vías de desarrollo (ingreso medio y bajo); y que se debiliten las fortalezas de aquellos que se encuentran en un territorio luchando por sus derechos como las poblaciones de los bosques, las comunidades indígenas, mujeres, LGBTQI, migrantes, etc. ¿Cómo construir algo que llene el vacío entre la agenda global y aquellos que se encuentran en los territorios? Esta respuesta aún no ha sido respondida.

Para terminar, esta agenda es importante, pero desde el punto de vista de aquellos que están peleando por derechos en el mundo (y no son pocos), la reciente experiencia en el FPAN suscita muchas dudas sobre la voluntad política de aquellos que se encuentran en el poder. Solo para acordarnos, lo que mostraron los eventos alternativos al FPAN fue la radicalización del sistema neo-liberal, la reducción de los derechos y los planes de austeridad aplicados por todas partes seguidos de enfoques políticos conservadores. Tenemos, pues, que ser cuidadosos a la hora de ver la manera en que nos involucramos con esta agenda.

NNG – Nigeria

La sociedad civil debe dejar de desempeñar el papel de mendigo; es sumamente importante que como sector demostremos colectivamente nuestro valor y nuestro impacto económico para el logro de los ODS. En vez de continuar haciendo el “ruido” por el cual nos hemos hecho conocidos, ahora tenemos que intensificar nuestro compromiso con el gobierno y el sector privado para ver la forma de alcanzar conjuntamente los ODS. Es hora de organizarnos de manera más estratégica.

JANIC – Japón

1) El mecanismo de revisión del FPAN debe desarrollarse más. La mayoría de las presentaciones de los RVN son un “retrato de auto-admiración” de los gobiernos y sus actividades ligadas a los ODS. Las revisiones deben ser hechas basadas en lo que se ha logrado y lo que no. Si esta tendencia continúa, no se alcanzarán de manera genuina los ODS.

2) Es bueno que algunos países hayan hecho la presentación de sus RVN en estrecha asociación con la sociedad civil, especialmente Suecia, Dinamarca, Eslovenia y Tailandia. Como miembro del FIP, nos gustaría estar al tanto de la evolución de estas asociaciones y de las lecciones aprendidas. El gobierno japonés hizo una buena presentación. Sin embargo, apenas se mencionó a la sociedad civil en el discurso del Ministro de Relaciones Exteriores o en el video que se mostró en la pantalla. En comparación con los países anteriores, el compromiso de la sociedad civil en Japón sigue siendo débil, lo que representa un desafío para nosotros al igual que nuestras débiles presencia y voz en la sociedad.

3) Entre los muchos eventos paralelos al FPAN, la sociedad civil japonesa organizó dos eventos paralelos (aplicación 1-ODD en Corea / Japón, el desarrollo 2-África). Nos gustaría comprometernos más en la organización de eventos paralelos, así como en su promoción y posterior debate.

Alianza por el Desarrollo Asiático – ADA

El evento político más esperado del año, el Foro Político de Alto Nivel convocado bajo los auspicios del Consejo Económico y Social, se concluyó el 19 de julio de 2017 en Nueva York mediante la adopción de su Declaración Ministerial. Este año asistieron más de 2400 representantes de las OSC de todo el mundo quienes reiteraron la necesidad de comprometerse más con los objetivos de desarrollo sostenible de Naciones Unidas y su papel continuo como uno de los principales impulsores del cambio junto con otros pilares del desarrollo. Uno de los puntos culminantes más importantes de FPAN fue la presentación de los RVN de 43 países (Irán que se suponía presentaría su RVN se ausentó).

La mayoría de las presentaciones enfatizaron sobre la participación igualitaria de la sociedad civil junto con el gobierno y el sector privado como importantes agentes de cambio en la implementación de los ODS. Sin embargo, en el informe oficial la mención del papel de la sociedad civil aparece apenas.

En segundo lugar, los informes han sido muy genéricos. Además, a pesar de la mención de la inclusión de los ODS en el plan nacional, los informes no tratan sobre los mecanismos de implementación de los ODS en sus respectivos países. La incapacidad de vincular los esfuerzos con respecto a los ODS con sus ambiciones globales se debe evidentemente a restricciones presupuestarias. Otro aspecto crítico es vincular los ODS con la planificación a nivel local. La falta de sensibilización sobre los ODS a nivel local debe abordarse con la institucionalización y humanización de los mismos.

Como se mencionó anteriormente, la mayoría de los gobiernos de los distintos países hizo un informe genérico con menciones ocasionales de la pobreza, la desigualdad y la incorporación de la perspectiva de género y la elaboración de un presupuesto. Sin embargo, creemos que es necesario integrar la presentación de ODS 16 en las presentaciones anuales de los países a pesar de su inclusión en el informe final a presentarse en 2019, ya que se compromete a proporcionar “acceso a la justicia para todos”, así como a promover “sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible” ya crear “instituciones eficaces, responsables e inclusivas a todos los niveles” en estos momentos en que el espacio de las organizaciones civiles se contrae.

Otro aspecto importante de los eventos como el FPAN u otros organizados por la ONU es la falta de espacio formal para presentar informes de la sociedad civil en el sitio web de la ONU. Por un lado, la ONU pide un mayor papel de la sociedad civil, pero limita su papel al no proporcionar espacios formales. La ONU también debe instar a todo el gobierno a incluir a la sociedad civil en los procesos de monitoreo y revisión de la implementación de los ODS a nivel nacional.

En este sentido, el papel del FIP se hace aún más importante teniendo en cuenta su gran base de miembros en 64 países del mundo. El FIP, en colaboración con A4SD, puede tomar una importante ventaja en expresar las opiniones de las sociedades civiles y producir una declaración conjunta en los próximos FPAN y así sucesivamente, ilustrando las cuestiones de la reducción de espacio para la sociedad civil y la institucionalización de ODS 16, organizando con sus socios varios talleres nacionales de capacitación y reforzamiento de capacidades durante todo el año.