Volver al Inicio [ Visit the old site ] contact@ifp-fip.org
Recursos |

Más Allá de 2015: La Sociedad Civil es un elemento de cambio en pos del desarrollo sostenible

Nueva York, 27 de septiembre 2015 – El sector privado ha sido promovido como un actor clave en la realización de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en 2030, pero si alguna vez hubo alguna duda sobre el papel de la sociedad civil en este viaje de 15 años, el evento de Alto-Nivel organizado por Más allá del 2015 demostró hoy lo contrario.

“La implementación de la agenda post-2015 – construcción de un liderazgo político para un cambio transformador”, vio a líderes del mundo y sociedad civil reunirse para celebrar la acción positiva que ya se ha tomado a nivel nacional y el papel que todo el mundo tiene que jugar en el paso de la política a la acción.

Si queremos asegurarnos de que estos objetivos se conviertan en realidad y llegar a la gente a nivel local, los gobiernos y la sociedad civil tienen que trabajar juntos. Sólo mediante la asociación vamos a asegurarnos de que no dejemos a nadie atrás. La sociedad civil tiene que jugar un papel crucial en la sensibilización a los objetivos universales, poniéndolos en contexto a nivel local, y lograr que los líderes rindan cuentas. “La responsabilidad en la implementación de los objetivos reside en todos nosotros. Atrás quedaron los días en que la sociedad civil y el sector privado se apuntaban y acusaban el uno al otro. Es hora de que la sociedad civil se convierta en parte de la solución “, declaró H.E. Dr. Jakaya Mrisho Kiwete, Presidente de la República Unida de Tanzania.

Los gobiernos de Tanzania, Colombia, Kenia, Indonesia y Suecia reconocieron hoy que no pueden trabajar solo y deben involucrar a la sociedad civil para asegurar una apropiación local de las nuevas metas. Colombia, por ejemplo, describió al diálogo permanente con la sociedad civil como un paso fundamental para garantizar transparencia y eficacia en la toma de decisiones, mientras que Kenya destacó que la participación de la sociedad civil es crucial para la realización de la asignatura pendiente de los ODS.

“Necesitamos un corazón y no podemos darnos el lujo de fallar en esto. Estos objetivos se han firmado en nuestra presencia y hay que mostrar resultados. La gente nos está buscando a nosotros diciendo ‘no nos fallen ahora’, que Dios nos ayude. “Esta apasionada súplica vino de Jean Patrice Ngoyi de la Comisión de Justicia, el Desarrollo y la Paz (JDPC) de Nigeria, quien desafió a los gobiernos para que  muestren liderazgo en todos los sectores y garantizar la participación de la sociedad civil para alcanzar las metas. Más temprano, Emele Duituturaga de la Asociación Islas del Pacífico de las ONG (PIANGO) recordó a todos que “la gente y no el lucro deben estar al frente y centro de la nueva agenda”.

La adopción de los ODS esta semana es histórica, pero el evento de hoy fue un recordatorio de que el camino es complejo y requiere liderazgo político y la voluntad de cambiar. Alejandro Barrios de la Asociación para la Eficacia del Desarrollo (CPDE) llamó a la sociedad civil a desafiar a los gobiernos para asegurar  que los derechos de las personas sean respetados, promover asociaciones equitativas y hacer frente a la desigualdad, mientras que Tanya Cox de PLAN Internacional subrayó la universalidad de la nueva agenda, pidiendo a los países ricos a apoyar a los países en desarrollo,, al mismo tiempo que se promuevan los derechos y el bienestar de sus propias poblaciones .

Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y moderadora del evento de hoy, se hizo eco del llamamiento de Más allá del 2015 para que los países actúen ahora e incluyan a la sociedad civil para entregar los ODS, al tiempo que añade que también es hora de que los países “prueben” y “se muevan”. Estos cinco países en el acto de hoy han demostrado liderazgo político para comenzar a planificar la entrega de los ODS junto con la sociedad civil. Es hora de que el resto de la manada siga y que todos los países permitan a la sociedad civil desempeñar su papel fundamental.